John Hancock | 4 Preguntas para hacer cuando priorice sus metas financieras

Establecer sus metas financieras y comenzar una familia son dos cosas que deben ir de la mano, en teoría. En realidad, navegar por la rutina de tu nueva y agitada vida te mantiene bastante ocupado. Sin embargo, este es un momento ideal para comenzar a planificar su futuro financiero. Aquí hay cuatro preguntas para considerar:

1. ¿Cómo hago un presupuesto para mi nueva familia y los nuevos gastos?

Usted puede haber construido un presupuesto para sí mismo cuando comenzó su carrera. Ahora que tiene que cuidar y mantener a sus seres queridos, ese presupuesto va a cambiar significativamente. Poner los brazos alrededor de cómo están cambiando sus obligaciones financieras puede ayudarlo a identificar qué ingresos quedan para ahorrar o incluso para invertir.

2. ¿Cómo puedo limitar mi deuda?

Llevar alguna deuda es a menudo una necesidad, pero puede ser útil para eliminar la deuda innecesaria o la deuda que conlleva una tasa de interés alta. Si está debatiendo la posibilidad de pagar un préstamo en particular, considere la tasa de interés[1] Si es más baja que la tasa de rendimiento potencial de la inversión del dinero que usaría para pagar el préstamo, podría considerar la posibilidad de invertirlo. Por el contrario, si la deuda de un préstamo se está acumulando a una tasa más alta que la que probablemente ganaría una inversión, puede valer la pena tratar de refinanciarla o concentrarse en pagarla.

3. ¿Cuáles son mis prioridades financieras más urgentes a corto plazo?

Identifique las metas financieras más urgentes a corto plazo: pagar una tarjeta de crédito con una tasa de interés alta, hacer una compra importante como comprar una casa, establecer una cuenta de inversión, etc. Después de identificar las metas más importantes a corto plazo, usted puede trabajar para determinar el camino para alcanzarlas.

4. ¿Qué prioridades financieras a largo plazo debo planificar?

El proceso de crear un presupuesto, manejar la deuda e identificar metas a corto plazo puede parecer abrumador, pero también es importante pensar en prioridades a largo plazo: ahorrar para la universidad, invertir para la jubilación, etc. Estas pueden parecer cosas que hay que posponer, pero pensar en ellas ahora puede ayudarle a no quedarse atrás más adelante.

ADD YOUR COMMENT