9 Maneras Eficientes de Blanquear los Dientes sin salir de casa

En algún momento de nuestras vidas hemos deseado tener los dientes blancos. Ahora bien, en algunos casos pareciera que esto fuese una tarea cuesta arriba, sin embargo, aquí te presentamos 9 maneras eficientes para blanquear los dientes que, sin duda alguna, te gustarán mucho, presta mucha atención. ¡Descubre los mejores blanqueadores dentales!

Carbón activado

Si cuentas con carbón activado puedes cepillarte con esto. La verdad es que solo es necesario que rayes un poco de carbón activados, teniendo ya humedecido con agua tu cepillo de dientes y luego lo pases por la ralladura del carbón. Con esto puedes cepillarte unas cuantas veces, pero no debes llegar al extremo.

Leche seca y pasta dental

La verdad es que son muchos los beneficios que puedes sacar de cepillarte con leche seca y pasta dental, sí, por muy loco que esto parezca. En primera instancia, lo único que tienes que hacer es color crema de diente sobre tu cepillo y luego colocar un poco de leche seca para que te cepilles.

Bicarbonato de sodio y jugo de limón

Desde tiempos atrás se ha dicho que el bicarbonato de sodio y el juego de limón son una buena mezcla para que puedas cepillarte los dientes. Por una parte puedes eliminar bacterias y por otra, podrás contar con unos dientes mucho más blancos.

Agua oxigenada

En el caso del agua oxigenada se puede usar con un poco de algodón y luego pasándolo por los dientes. Si es muy importante que tengas algo de cuidado porque en caso de que tengas los dientes muy sensibles, esto podría llegar a traerte ciertos problemas que debes tener al tanto.

Polvo para hornear y jugo de limón

Básicamente, se puede hacer una pasta con polvo de hornear y jugo de limón. Con esto puedes cepillar los dientes, pero no olvides luego cepillarte con tu pasta dental convencional. La idea es que la pasta que mencionamos puedas usarla aunque sea una vez al día.

Sal marina, jugo de limón y pasta de dientes

Si quieres tener una mezcla que te brinde seguridad a la hora de cepillarte, puedes optar por aplicar un poco de sal marina y de jugo de limón a tu pasta de dientes. La verdad es que esta es una de las maneras más efectivas en la que puedes tener unos dientes más blancos.

Jugo de limón y agua

Puedes jugar con el jugo de limón y agua para hacerte una especie de enjuague bocal con el que podrás mantener la higiene de tus dientes de una forma muy segura, además que no tiene nada de químicos.

Vinagre de manzana y agua

Al igual que lo anterior el vinagre de manzana y el agua pueden servirte como enjuague bocal, tomando en cuenta que es prudente para esos casos en los que hay muchas bacterias, además que da una sensación de frescura.

Fresas

Puedes convertir las fresas en una especie de pasta de dientes y verás así los resultados maravillosos que podrás tener mientras llegas a cepillarte con ellas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *