¿Qué se necesita para conseguir trabajo?

Las habilidades técnicas y los conocimientos son fundamentales a la hora de conseguir un trabajo, pero no lo es todo. Muchas empresas a la hora de escoger a sus candidatos evalúan la personalidad, las actitudes y la capacidad de adaptarse a distintos ambientes de trabajo en aras de resolver problemas más interpersonales que técnicos.

Es por ello que si te preguntas ¿Qué necesitas para conseguir un trabajo?, en el siguiente post te contamos algunas de las habilidades fundamentales, más allá de los requisitos técnicos o documentos que se exigen para un puesto; pero que influyen mucho a la hora de que te ofrezcan el puesto que solicitan.

Recuerda que todos tenemos personalidades distintas, y a la hora de trabajar o de buscar un trabajo esas son las que florecen y te suman oportunidades para poder optar a un puesto o avanzar en tu carrera profesional.

A continuación detallamos los países donde puedes buscar ofertas de trabajo:

Buscar trabajo en España

Buscar trabajo en México

Buscar trabajo en Costa Rica

Buscar trabajo en Panamá

Buscar trabajo en Argentina

Buscar trabajo en Bolivia

Buscar trabajo en Chile

Buscar trabajo en Colombia

Buscar trabajo en Ecuador

Buscar trabajo en Paraguay

Buscar trabajo en Perú

Buscar trabajo en Uruguay

Buscar trabajo en Puerto Rico

Buscar trabajo en Republica Dominicana

Jobs in Ireland

Jobs in India

Jobs in New Zealand

Jobs in Australia

Jobs in United States

Jobs in Canada

Jobs in United Kingdom

Capacidad de persuasión

La persuasión es fundamental, si estás en contacto con un cliente o con tu empleador o reclutador. Ellos te están brindando su tiempo y en cierta manera su confianza para que tú a través de tus conocimientos satisfagan sus necesidades.

Es por ello que tu opinión bien argumentada y tu capacidad de tomar decisiones tienen que relacionarse con la persuasión que tengas para concretar lo que quieras lograr. No se trata de mentir, se trata de demostrarles con argumentos sólidos que eres el mejor para el puesto y que nadie más que tú puede hacerlo.

Capacitación o Formación Académica

Como lo mencionamos al principio del artículo, las actitudes son fundamentales, pero puedes diversificarlas. Muchos especialistas en el área sugieren que una persona que conoce un poco de muchas cosas, es mejor, que él conoce mucho de una cosa y poco de otras.

Y esto es cierto, ya que conocer sobre todo un poco en un puesto de trabajo o en la vida misma te permitirá solucionar problemas con soluciones creativas o abordar otras perspectivas.

También te recomendamos hacer cursos de habilidades sencillas, como soldar, conducir, electricidad u otros que complementen tu formación. Y bien, un puesto con una carrera universitaria brinda muchísimas opciones en el mercado de trabajo.

 

Experiencia Laboral

Aunque la formación académica ayuda, la experiencia ayuda más todavía, aunque no lo es todo le da a conocer a tus empleadores que ya adquiriste algunos conocimientos y has interactuado en un puesto de trabajo, es decir que al momento de que se te exija algo relacionado a tu trabajo anterior podrás cumplirlo sin problemas.

Proactividad y Motivación

Una persona que siempre esté dispuesta y motivada gana más que aquella que no lo está. Aquella persona que con su actitud se ofrece a solucionar problemas, a investigar a buscar más allá de lo que se le dice es altamente valorada en el medio laboral.

Si te preguntas qué necesitas para conseguir trabajo, la motivación es lo que te hará salir de tu casa o estar activamente en internet ofreciendo tus servicios que se convertirán rápidamente en retribuciones favorables para ti y tu vida profesional.

 

Inteligencia Emocional

Aunque está de último, no es menos importante. La inteligencia emocional es un concepto que se ha venido desarrollando y ha tenido una gran popularidad en los últimos años. Nace en el seno del clima organizacional en escuelas y empresas. Aunque es amplio, te invitamos a que investigues sobre esto.

Aunque no todos desarrollamos las mismas capacidades o inteligencias, conocer cuáles son las fortalezas propias como individuo y las debilidades, te llevarán a un buen desenvolvimiento, bien sea a la hora de una entrevista, a la hora de la búsqueda del empleo y cuando obtengas ese anhelado contrato.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *