Señales para dejar de hacer ejercicio cuando está embarazada

Hacer ejercicio durante el embarazo tiene muchos beneficios: la salud en general, ayudar a ganar el peso adecuado y establecer una rutina que puede mantener incluso después de tener al bebé. Mientras hace ejercicio, tenga en cuenta los siguientes indicadores de que está trabajando demasiado. Si usted experimenta cualquiera de estos signos, deje de hacer ejercicio y llame a su médico:

  • Contracciones: Las contracciones son un signo positivo sólo si usted está dentro de una o dos semanas de su fecha de parto. De lo contrario, las contracciones pueden indicar un parto prematuro.
  • Mareos: Esto podría ser un signo de anemia (recuento bajo de glóbulos rojos que provoca debilidad y fatiga).
  • Disnea: La disnea es la respiración anormal o incómoda durante el ejercicio. Si usted está experimentando disnea, puede tener dificultad para respirar antes de hacer ejercicio, respiración rápida y superficial en cualquier momento o toser en cualquier momento.
  • Dolor de cabeza: Aunque muchas mujeres embarazadas reportan un aumento en los dolores de cabeza durante sus embarazos (a menudo causados por la fatiga y el estrés), si usted experimenta un dolor de cabeza severo o uno menos severo que no parece desaparecer, contacte a su médico. Los dolores de cabeza pueden ser un signo temprano de preeclampsia (presión arterial alta inducida por el embarazo).
  • Aumento de la hinchazón en las piernas: Esto podría ser un signo de preeclampsia, que se caracteriza por la hipertensión arterial y la retención de líquidos y puede ser bastante grave. También podría indicar trombosis venosa profunda, un coágulo de sangre que se desarrolla en una vena.
  • Debilidad muscular: La debilidad muscular puede tomar un par de formas diferentes: debilidad total del cuerpo (en la cual usted se siente débil en todas partes) o debilidad muscular específica (como el brazo derecho o el lado izquierdo del cuerpo).
  • Sangrado vaginal y/o fuga de líquido amniótico: La pérdida de sangre u otros líquidos puede ser el resultado de varias complicaciones, incluyendo la placenta previa (en la cual la placenta, el órgano que crece en su útero para proporcionar nutrientes al feto y eliminar sus desechos, bloquea todo o parte del cuello uterino), el desprendimiento de la placenta (separación de la placenta del útero antes de dar a luz a su bebé), el trabajo de parto prematuro y el aborto espontáneo.
  • No puedes sentir que tu bebé se mueve: Si usted ha sentido movimientos (estos usualmente comienzan entre las semanas 18 y 22), y luego se detienen, su bebé puede estar experimentando problemas. Tenga en cuenta, sin embargo, que su bebé probablemente estará tranquilo durante el ejercicio, pero usted debe comenzar a sentir movimiento de nuevo alrededor de 20 a 30 minutos después de que usted se detenga.
  • ADD YOUR COMMENT