¿Cuáles son los tratamientos para la apnea del sueño?

  1. Salud
  2. ¿Cuáles son los tratamientos para la apnea del sueño?

Por Sarah Densmore

¿Se levanta de la cama sintiéndose cansado a pesar de que ha estado dormido durante siete u ocho horas? ¿Se despierta repentinamente sin poder recuperar el aliento? ¿Su cónyuge o pareja se ha quejado de que usted ronca en voz alta o ha dicho que a veces deja de respirar durante unos segundos cuando está dormido? Si es así, usted podría tener una condición potencialmente seria pero tratable llamada apnea del sueño.

Si usted sospecha que puede tener apnea del sueño, es importante que busque ayuda de su médico. Las personas con apnea del sueño no tratada corren un mayor riesgo de quedarse dormidas mientras conducen y de sufrir un ataque cardíaco, presión arterial alta, latidos cardíacos irregulares o un derrame cerebral.

Existen tres tipos de apnea del sueño: central, obstructiva y compleja. La apnea central del sueño es poco frecuente y suele ser un síntoma de cardiopatía o accidente cerebrovascular. Básicamente, el cerebro no envía a los músculos de la respiración las señales que necesitan para seguir inhalando y exhalando a un ritmo regular.

La apnea obstructiva es la más común y ocurre cuando los músculos de la parte posterior de la garganta se relajan hasta tal punto que bloquean parcial o completamente las vías respiratorias. Si usted tiene apnea compleja o mixta, sufre tanto de bloqueo de las vías respiratorias como de interrupciones en las señales cerebrales.

Desafortunadamente, tratar la apnea del sueño no es tan simple como tomar una pastilla. Aún así, hay varias opciones de tratamiento disponibles. Una vez que su médico sepa la causa y la gravedad de su apnea, podrá recomendarle el mejor curso de acción para aliviar sus síntomas.

  • Causa subyacente: Si su apnea del sueño es causada por un trastorno cardíaco o neuromuscular, como la insuficiencia cardíaca congestiva, el tratamiento de esa afección puede reducir o eliminar sus síntomas.
  • Estilo de vida: Tener sobrepeso, fumar y beber alcohol son hábitos de estilo de vida que aumentan los síntomas de la apnea del sueño. Perder tan sólo el 10 por ciento de su exceso de peso corporal puede disminuir la cantidad de veces que su apnea del sueño le hace dejar de respirar. Evite el alcohol o las drogas sedantes. Estos relajan los músculos de la garganta, aumentando la probabilidad de que las vías respiratorias se bloqueen mientras duerme. Fumar contrae las vías respiratorias, las venas, las arterias y casi todas las demás partes del cuerpo responsables de la circulación y la respiración. Las personas que sufren de apnea del sueño que dejan de fumar suelen ver una reducción en sus dificultades respiratorias.
  • CPAP: La presión positiva continua de las vías respiratorias (CPAP) es el tratamiento más común para la apnea del sueño. Este tratamiento requiere que usted use una máscara sobre su nariz y boca mientras duerme. La máscara se fija a una pequeña máquina que sopla aire en la nariz y la garganta. La cantidad de aire es suficiente para mantener las vías respiratorias abiertas; no debe mantenerlo despierto. Aún así, algunas personas encuentran la máscara incómoda e incómoda, ya que existen varias máscaras de CPAP diferentes. Si la mascarilla que está usando es incómoda. Dígale a su médico para que pueda probar otro tipo.
  • BiPAP: Similar a las máquinas de CPAP, los dispositivos de Presión Positiva en las Vías Respiratorias (BiPAP) utilizan una máscara para suministrar aire a través de la nariz y la boca. Mientras que las máquinas de CPAP liberan un nivel continuo de presión de aire, los dispositivos de BiPAP soplan más aire cuando usted inhala y menos cuando exhala. Usted puede encontrar que esta cantidad de presión personalizada es más cómoda.
  • Aparatos dentales: Aunque la terapia de presión de aire es un tratamiento más efectivo para la apnea del sueño, es posible que no pueda dormir cómodamente con una máscara en la cara. Si es así, es posible que desee considerar el uso de una boquilla. Su dentista u ortodoncista puede proporcionarle un aparato dental que mantendrá la parte superior de su garganta abierta al reposicionar su lengua y empujar su mandíbula hacia adelante mientras duerme. Un aparato dental requiere un ajuste personalizado para funcionar correctamente. Una vez que su boquilla esté hecha, usted tendrá que mantener dos veces al año visitas de seguimiento con su dentista para asegurarse de que el aparato sigue encajando correctamente.
  • Cirugía: Si su apnea del sueño es grave y/o potencialmente mortal, es posible que tenga que someterse a una cirugía para encoger o extirpar el tejido extra en la parte posterior de la garganta que está bloqueando las vías respiratorias. Sin embargo, si todavía hay tejido obstructivo más abajo en su garganta, este tipo de cirugía no curará su apnea. Otro posible procedimiento implica mover el hueso de la mandíbula inferior hacia adelante para que haya más espacio para que el aire se mueva a través de la parte posterior de la boca. La traquestomía es un tratamiento quirúrgico de último recurso. Durante una traqueotomía, el cirujano hará un agujero en la parte frontal del cuello e insertará un tubo de metal o plástico a través de la abertura. Mientras duerme, podrá respirar a través del tubo, evitando la obstrucción de la garganta. Mantendrás el tubo cubierto cuando estés despierto.

ADD YOUR COMMENT