¿Qué causa los problemas para caminar con la esclerosis múltiple?

  1. Salud
  2. Enfermedades
  3. ¿Qué causa los problemas para caminar con la esclerosis múltiple?

Libro Relacionado

Esclerosis Múltiple para tontos, 2ª Edición

Por Rosalind Kalb, Barbara Giesser, Kathleen Costello

Dos tercios de las personas a las que se les diagnostica esclerosis múltiple (EM) eventualmente necesitan algún tipo de dispositivo de movilidad, como un bastón, un andador o una motocicleta, para ayudarles a mantenerse tan activos como deseen. En otras palabras, caminar puede ser un impedimento, pero la movilidad no tiene por qué serlo.

Cuando usted tiene EM, muchos factores diferentes pueden afectar su capacidad para caminar con facilidad y seguridad, por lo que el primer paso es identificar las fuentes del problema. Lo que sigue es una visión general de algunas cosas que pueden hacer que te tropieces.

Cansancio

La lasitud y la fatiga que resultan del sobreesfuerzo o el descondicionamiento pueden hacer que sea difícil para usted hacer las cosas que quiere hacer, incluyendo caminar. Actividades como subir las escaleras o caminar alrededor del bloque, que antes se sentía fácil, pueden empezar a sentirse como maratones. Por lo tanto, es importante recordar que controlar la fatiga también le ayudará a caminar.

Espasticidad

La espasticidad o rigidez en las extremidades, que es el resultado del aumento del tono muscular causado por la desmielinización, puede interferir con la marcha. Las extremidades que están rígidas debido a la espasticidad son más difíciles de mover y, por lo tanto, más cansadas. Los sitios más comunes para la espasticidad son los músculos de la pantorrilla, los muslos, los glúteos, la ingle y a veces la espalda. La rigidez puede variar de leve y apenas perceptible a severa y dolorosa.

Esto es lo difícil de la espasticidad: Si tiene alguna debilidad en las piernas, un poco de rigidez puede ayudarle a pararse y caminar. Por otro lado, el exceso de rigidez es incómodo y agotador. Por lo tanto, aquí hay algunos consejos para controlar su espasticidad de tal manera que usted tenga la cantidad justa:

  • Trate los problemas que se sabe que aumentan la espasticidad. Estos problemas incluyen una vejiga o intestino distendido, tracto urinario u otros tipos de infecciones, dolor de cualquier tipo y llagas por presión.
  • Pídale a su fisioterapeuta que le recomiende un plan de estiramiento. El plan debe incluir tanto el estiramiento activo (que usted hace por su cuenta) como el estiramiento pasivo (que usted hace con un ayudante que estira algunos músculos por usted). Eche un vistazo a los folletos sobre estiramientos de la Sociedad Nacional de EM.
  • Pregúntele a su médico acerca de los medicamentos para tratar su espasticidad. Los medicamentos más comúnmente usados son el baclofeno y el Zanaflex (tizanidina). Sólo recuerde que muy poca medicación no le proporcionará alivio y que demasiada le hará sentirse cansado y débil. El mejor plan es comenzar con un nivel bajo y trabajar gradualmente hasta que tenga la cantidad justa de espasticidad. La espasticidad severa que no responde adecuadamente a estos medicamentos orales se controla mejor con una bomba implantada quirúrgicamente que suministra Lioresal (baclofeno líquido) directamente a la médula espinal. Debido a que la medicación va directamente a la médula espinal, este milagro de la medicina moderna alivia la espasticidad con una dosis mucho más baja de medicación, evitando así los desagradables efectos secundarios de la fatiga y la debilidad.

Mareos y vértigos

Aunque el mareo (una sensación de mareo o incapacidad para mantener el equilibrio) y el vértigo (una sensación de que usted está girando o de que el mundo está girando a su alrededor) no afectan directamente la capacidad de caminar, seguro que pueden hacer que sea incómodo moverse.

Estas afecciones generalmente ocurren con la EM debido a la desmielinización en áreas del tronco encefálico que controlan el equilibrio, o debido a la desmielinización que interfiere con los mensajes del oído interno al cerebro. Debido a que otras afecciones pueden causar ambos problemas, es importante descartar otras causas antes de asumir que la EM es la culpable.

Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarle a recuperarse:

  • Si las sensaciones empeoran cuando usted cambia de posición, un fisioterapeuta puede darle ejercicios que le ayuden a desarrollar su tolerancia al movimiento.
  • La niacina, un componente del complejo de vitamina B que dilata los vasos sanguíneos, a veces proporciona alivio.
  • Los antihistamínicos, como Benadryl (difenhidramina), Antivert (meclizina) o Dramamine (dimenhidrinato), pueden aliviar el mareo o vértigo leve.
  • Los medicamentos de la familia de las benzodiazepinas, como Valium (diazepam), Klonopin (clonazepam), Ativan (lorazepam) y Xanax (alprazolam), pueden suprimir el funcionamiento del oído interno que puede causar mareos.

El dilema que usted enfrenta al tratar de controlar los mareos y el vértigo es que los medicamentos que proporcionan el mejor alivio – los antihistamínicos y las benzodiacepinas – también son conocidos por causar somnolencia. Así que trabaje con su médico para encontrar la dosis más baja posible que alivie sus síntomas.

Cambios sensoriales

Los cambios sensoriales como el entumecimiento y las sensaciones de alfileres y agujas en las piernas y los pies también pueden interferir con la marcha. Por ejemplo, es difícil caminar cómodamente y con seguridad cuando no se puede sentir el suelo. Desafortunadamente, ningún medicamento trata específicamente el entumecimiento. Sin embargo, los pinchazos y las agujas pueden responder a un medicamento como Neurontin (gabapentina) o Lyrica (pregabalina).

La mejor estrategia es usar los zapatos que le proporcionen la mayor comodidad y el mejor «tacto» para el suelo. También es necesario vigilar de cerca hacia dónde se dirige para evitar tropezarse o pisar superficies que estén demasiado calientes o afiladas. Si los cambios sensoriales en sus pies hacen que usted se sienta menos seguro, un bastón le proporcionará mayor estabilidad.

Problemas de equilibrio

Muchos problemas de equilibrio son causados por lesiones en el cerebelo. Al igual que el entumecimiento, no hay medicamentos para mejorar el equilibrio. Sin embargo, si usted se encuentra tropezando, contacte a un fisioterapeuta. El médico le puede recomendar ejercicios para ayudar a mejorar el equilibrio, asà como ayudas de movilidad para aumentar su estabilidad. Y asegúrese de ver el vídeo de la National MS Society titulado Free from Falls (Libre de caídas).

Las ayudas a la movilidad son, sin duda, las herramientas preferidas para los problemas de equilibrio más graves. La herramienta específica depende de la cantidad de apoyo que necesite para estar seguro en sus pies. Un bastón, que proporciona soporte en un lado del cuerpo, puede ser suficiente. Pero, si el apoyo unilateral no es suficiente para usted, puede aumentar el apoyo usando dos bastones, muletas o un andador. Cada uno tiene su encanto particular – un fisioterapeuta puede ayudarle a identificar la mejor herramienta para usted y enseñarle cómo usarla efectivamente.

ADD YOUR COMMENT